Ir al contenido principal

ES MI CULPA

     Creo que a nadie le gusta  aceptar la culpabilidad. Es como sentirse derrotado y por consiguiente se expone a la humillacion. Duele sentirse culpable, y mas aun, si de verdad hay motivos en lo que dijo, hizo u omitio. Algo ha pasado que en el presente te tiene inquieto, hasta con remordimiento. Es algo que te hace sentir mal, incomodo. Hasta triste y depresivo.
      Aceptar la culpabilidad es el inicio de cambio. Y esto es positivo y saludable. Es la tentativa de cambiar la historia, de poner tu vida en una hoja en blanco, es desear que las cosas no fueran como son. Pero la historia es asi, hay que respetarla tal cual es. Lo esencial ahora es sanear lo que causo la culpa. Es mirar al futuro con optimismo y sabiendo que se puede aprender de los errores. La culpa estara siempre ahi, crealo o no. Los hechos estan a la vista. Y reconociendo la culpabilidad entendemos que esta requiere un castigo. Hay que pagar. Y el peor castigo es uno mismo, el que yo se que me merezco. La conciencia es mi juez. Pero desde fuera otra sentencia esta a la espera, quiza mas benevola, quiza mas severa, justa o injusta.
     En el matrimonio la culpa es una piedra por pulir. Si la deja sucia seguira siendo una piedra simple y sucia. Si la pule es una piedra extraordinaria y de gran utilidad, y hasta valiosa. Un marido que omite el cumpleanos de su mujer, un elogio a su comida, a la limpieza de su casa, a su vestido,etc. esta echando tierra (indiferencia, resentimiento, frialdad...) al amor, al calor de su hogar. Una esposa que no  da importancia al sueldo  que su esposo llevo a su casa despues de haberse matado trabajando, que no valora su presencia dentro del hogar, que no le interesan sus ideas, etc. esta echando tierra al amor, al calor del hogar. Tanto esposa como esposo siembran culpas en el amor, en el hogar. Ambos tienen la tarea de curarlas. Y no se curan con gritos ni pleitos, sino aceptando las equivocaciones. Y en el matrimonio los sentimientos tienen que ser escuchados. La logica ayuda, pero nos puede convertir en seres despiadados y crueles, seres sin sentimientos. Descubriendo las necesidades emocionales de la pareja se evitan muchos sinsabores y culpas. Sastifacer mutuamente las necesidades emocionales el amor y el hogar se fortalecen. Hay que aprender que todos cometemos errores, y el unico enfoque realista es admitir la equivocacion y seguir adelante. Se puede perder una batalla pero no la guerra. Esta en nuestras manos-conciencia  resolver el sentimiento de culpa realizando "acciones concretas" para reparar el dano ocasionado, pedir disculpas, perdon, preguntar que se puede hacer para recomponer una situacion. Esto es valentia, esto es respirar mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

INCONSCIENTE ESPIRITUAL

Una joven señora paseaba a su hijo de 5 años por el parque. El niño se veía radiante, lleno de gozo. No paraba de brincar, correr y cantar. Indudablemente estaba feliz. La madre se me acercó y me dijo:"Este niño tiene más energía que una batería de camión".
     No es complicado observar en el ser humano la "energía". Mi abuela siempre me decía: "Muchacho ponte la pila". Me indicaba con esto que me pusiera en acción. Y es preocupante observar a alguien sin energía, apagado, decaído. Es señal de enfermedad, dolor, sufrimiento, muerte. Cuando alguien no quiere hablar, sonreír, saludar, comer, etc. preocupa, más aún si es un niño o un anciano, dado la fragilidad que poseen.
    El ser humano posee tres niveles de operaciones que le hacen diferenciar de los animales:
        1- Nivel corporal: Nuestro cuerpo, aún teniendo similitudes a primates antropoides, es diferente. Desde la aparición del hombre nunca se ha comprobado un cambio, una evolución, que co…

EL EXILIO DE JESUS Y MOISES

La época del destierro fue la época más dolorasa para Israel. Implicó esclavitud, maltrato, dolor, humillación, vivir en tierra ajena. Y ahí  estaba Moises, en esa historia triste y cruel. Pero también el mismo Jesus, aunque a otro nivel, experimentó esa dolorosa realidad. Eran horas tristes para todos. Jesus aceptó en plena docilidad los planes del Padre, las dificultades y privaciones de la condicion del israelita desterrado.

    Hay que ir más allá del aspecto geográfico, social y económico que implica ser exiliado.Hay que traspasar el texto y fijarnos en lo hondo, en la vivencia interior de un desterrado. No es hacer una "imaginación" y quedarnos en un cuento de hada, lleno de encantos, heroes y milagros. Es ir al dato de la realidad, es ir a la persona concreta, al pueblo concreto. Y en esa realidad vemos a Moises, Jesus, Maria y Jose...todo Israel.

    Un error en el cual se suele caer cuando se habla de exilio es pensar en pobreza y miseria, en abandonados y mendigos. A…