Ir al contenido principal

UN VUELO TRANSPARENTE Y FIRME

     En la vida  cada ser, cada persona es un mundo. Somos una hechura especial, única. En lo físico somos diferentes. En lo espiritual también somos diferentes. Cada creyente busca de un modo diferente a Dios. Unos son amantes del rosario, otros de los vías crucis, otros de la liturgia latina, otros son marianos, etc. Por eso la opinión  es diferente, el amar, el perdonar, el reaccionar...Dios rompio cada molde. Aunque existan semilitudes y semejanzas entre nosotros la diferencia domina.
    Dada y conocida las diferencias es normal ver las discusiones, las divisiones... Cada uno desea resaltar lo que considera mejor y mas valioso o significativo. Creo que no esta mal las diferencias. Creo que nos enriquecen, nos dan nuevas perspectivas. Si, también creo, en ser objetivos, de no encerrarnos, en no querer ver la "objetividad" o "sujetividad" del otro. Hay que oír, ver, investigar. Hay que dejar y hay que recibir, aunque nos duela. El vuelo nos asusta. Pero si confiamos en el Espíritu  Santo que nos guía llegaremos a volar.
    La Iglesia católica abre y nos presenta una gran amalgamas de la acción del Espíritu Santo. Son tantas las espiritualidades que nos ayudan a vivir a plenitud el Reino de Dios desde nuestra historia. Son caminos y fuentes que nos conducen y sacian. Es buscar el que nos lleve a amar mas Dios y al prójimo. No se trata de recorrelos y bebérselos todos, es imposible. Hay personas que terminan como se suele decir "sin pito y sin flauta" porque quieren abarcar demasiado. Terminan secos como la higuera. Hay otros que están en donde no tiene que estar. Están como pez fuera del agua, y por lo tanto, andan bebiendo en el pozo ajeno. No viven lo que eligieron, se sienten bien sólo  porque la institución, comunidad o grupo es su seguridad, su refugio. Pero no viven el carisma ni la espiritualidad que dicen representar o pertenecer. Es un daño para todos. Para el individuo que internamente no se llena y realiza, ni para la institución que tiene que soportarlo y dejar que algún día se sintonice con ella, ni con los que reciben su mensaje u orientación que esperan claridad, transpariencia y fidelidad. Volando transparente y firme ganamos todos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

INCONSCIENTE ESPIRITUAL

Una joven señora paseaba a su hijo de 5 años por el parque. El niño se veía radiante, lleno de gozo. No paraba de brincar, correr y cantar. Indudablemente estaba feliz. La madre se me acercó y me dijo:"Este niño tiene más energía que una batería de camión".
     No es complicado observar en el ser humano la "energía". Mi abuela siempre me decía: "Muchacho ponte la pila". Me indicaba con esto que me pusiera en acción. Y es preocupante observar a alguien sin energía, apagado, decaído. Es señal de enfermedad, dolor, sufrimiento, muerte. Cuando alguien no quiere hablar, sonreír, saludar, comer, etc. preocupa, más aún si es un niño o un anciano, dado la fragilidad que poseen.
    El ser humano posee tres niveles de operaciones que le hacen diferenciar de los animales:
        1- Nivel corporal: Nuestro cuerpo, aún teniendo similitudes a primates antropoides, es diferente. Desde la aparición del hombre nunca se ha comprobado un cambio, una evolución, que co…

CARCELES HOGAREÑAS

Es muy penoso y doloroso evidenciar las cárceles en ciertos hogares. Es una cárcel de dos. De un hombre y una mujer. A los hijos no lo involucramos para no extender la reflexión. No podemos quedarnos indiferente ni callado ante una situación que abochorna y humilla. La sensibilidad humana va en decadencia. Cada día se abren nuevas cárceles con nuevas modalidades aplastantes. Y en el mayor de los casos es la mujer la que termina encarcelada. Se le ve como un objeto de uso y abuso. Amor, respeto y cortesía hacia la mujer están anuladas. La violencia se va imponiendo. Cada día hay mas golpes y muertes. ¿Qué está pasando en nuestra sociedad? ¿Hacia donde vamos?

         Hay fallos. Muchos fallos. Falla la educación. Falla el Estado. Fallan las instituciones que deben velar por el bienestar de la dignidad humana. Falla el hogar. Falla el corazón. Hay un vacío profundo y silente que nos va arropando a ser egoístas. Solo se piensa en el YO. Y en un hogar el YO destruye. El NOSOTROS se de…