Ir al contenido principal

MI MATRIMONIO Y DIOS

     En el matrimonio los esposos tienen que tener unas cuantas reglas muy claras y así evitar problemas serios:
                       1-  Dios no es el esposo ni la Virgen María es la esposa.
                       2-  La Iglesia no es el aposento esponsal.
                       3-  El  guia espiritual no es un ángel ni un santo.
                       4-  Las oraciones no son unas recetas para resolver conflictos.
                       5-  Tus hijos no son los fieles de una parroquia.
                       6-  Tu casa no es una parroquia.
                       7-  La intimidad del hogar no es un confesionario abierto al publico.
                       8-  Tu tiempo para la familia es sagrado.
                       9-  Solo Dios es perfecto y santo.
                       10-Si Dios es el centro del hogar  no te está quitando tus obligaciones y responsabilidades.

     Cada creyente esta en el deber de colocar cada cosa en su sitio. Se busca a Dios, le manifestamos amor, buscamos seguirle de una forma total pero nada de eso debe excluir que dejemos de ser humanos. Dios nos creo amandonos y su deseo es tener una gran familia, un pueblo santo, pero muchas veces descuidamos al amor, a la familia, a la pareja....con la excusa de seguirlo. Dios quiere vernos felices, y para eso creo un ser para amar y ser amado. Dios esta presente en ese amor, es nuestra obligacion expresar y extender ese amor que proviene de El. Ciertamente hay que buscar ser santo, pero no a fuerza de caprichos y fanatismos que no encajan con el plan de Dios. Seamos humanos, hijos de Dios y no falsos dioses creados por nuestra terquedad. Nunca descuide la intimidad de tu pareja, nunca descuide tu familia, tu hogar... con la excusa de seguir a Dios, porque Dios es familia y quiere que tu familia sea su familia desde el amor y la libertad. Tus oraciones no pueden escalar a Dios cuando ellas no abarcan la totalidad de tu familia. No es correcto contraponer a Dios y a la familia, o al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios, pues seria desviar el significado del mensaje de Jesus. Ambas son obligaciones que hay que cumplir, no se excluyen, mas bien se complementan.


Comentarios

Entradas populares de este blog

INCONSCIENTE ESPIRITUAL

Una joven señora paseaba a su hijo de 5 años por el parque. El niño se veía radiante, lleno de gozo. No paraba de brincar, correr y cantar. Indudablemente estaba feliz. La madre se me acercó y me dijo:"Este niño tiene más energía que una batería de camión".
     No es complicado observar en el ser humano la "energía". Mi abuela siempre me decía: "Muchacho ponte la pila". Me indicaba con esto que me pusiera en acción. Y es preocupante observar a alguien sin energía, apagado, decaído. Es señal de enfermedad, dolor, sufrimiento, muerte. Cuando alguien no quiere hablar, sonreír, saludar, comer, etc. preocupa, más aún si es un niño o un anciano, dado la fragilidad que poseen.
    El ser humano posee tres niveles de operaciones que le hacen diferenciar de los animales:
        1- Nivel corporal: Nuestro cuerpo, aún teniendo similitudes a primates antropoides, es diferente. Desde la aparición del hombre nunca se ha comprobado un cambio, una evolución, que co…

CARCELES HOGAREÑAS

Es muy penoso y doloroso evidenciar las cárceles en ciertos hogares. Es una cárcel de dos. De un hombre y una mujer. A los hijos no lo involucramos para no extender la reflexión. No podemos quedarnos indiferente ni callado ante una situación que abochorna y humilla. La sensibilidad humana va en decadencia. Cada día se abren nuevas cárceles con nuevas modalidades aplastantes. Y en el mayor de los casos es la mujer la que termina encarcelada. Se le ve como un objeto de uso y abuso. Amor, respeto y cortesía hacia la mujer están anuladas. La violencia se va imponiendo. Cada día hay mas golpes y muertes. ¿Qué está pasando en nuestra sociedad? ¿Hacia donde vamos?

         Hay fallos. Muchos fallos. Falla la educación. Falla el Estado. Fallan las instituciones que deben velar por el bienestar de la dignidad humana. Falla el hogar. Falla el corazón. Hay un vacío profundo y silente que nos va arropando a ser egoístas. Solo se piensa en el YO. Y en un hogar el YO destruye. El NOSOTROS se de…